Amedeo
IFORMACIÓN & VENTAS
Síguenos

Search

Estética es una palabra que remite a una serie de ambigüedades. Es mucho más que una reflexión filosófica acerca de la belleza o acerca del arte. Hoy se habla, incluso, de “estetización de la experiencia” (Ricardo Ibarlucía).

Estética viene de aísthesis, que en griego significa percepción, conocimiento sensible.

En el siglo XVII la Estética se vuelve una disciplina autónoma y abarca dos grandes objetos teóricos: la belleza y la obra de arte. Es un paso más en el reconocimiento de que podemos tener un conocimiento del mundo que no sea estrictamente basado en los preceptos de la razón.

La estética antigua abarca tres períodos:

1)      Período Arcaico: Homero, Hesíodo y Píndaro, los poetas líricos.

2)      Período Clásico: desde los pree-socráticos hasta Platón y Aristóteles.

3)      Período Helenístico: epicúreos, estoicos, Cicerón y Plotino.

Los modelos de belleza han cambiado, y siguen cambiando, con el correr de los siglos. Para Hesíodo la belleza está más vinculada a lo femenino, la fuente de belleza es la mujer.

Para Homero, en cambio, el modelo de belleza es la naturaleza.

Para Píndaro el modelo de belleza son los atletas jóvenes, hombres (tiene un ideal masculino de belleza).

En la Edad Media, según Umberto Eco, en la reflexión estética conviven:

– “estética de la proporción”, de la armonía, se relaciona con la idea de belleza platónica, la idea pitagórica de la armonía del número;

– “estética cualitativa”, que expresa el gusto por el color y la luz (arte pictórico, vitrales, etc.).

Durante este largo periodo, el arte va a estar al servicio de la religión. Hacia el siglo XII, surge la figura del coleccionista.

Veremos en otra entrada como evoluciona esta disciplina, que tanto tiene que ver con Sitio de arte, en la Modernidad.

Compartir
Abrir chat
9 a 19 hs horario Argentina